Bernard Madoff "necesita mejorar"

miércoles, 28 de enero de 2009



Hay una frase de Óscar Wilde que dice que "la vida imita al arte mucho más que el arte imita a la vida". Nunca he estado de acuerdo con esa afirmación. Disquisiciones aparte, no está mal que, por una vez, la frase se cumpla.

Sin duda, habréis oído hablar del señor Bernard Madoff, ese malvado personaje que ha hecho una estafa muchimillonaria en los EE.UU. y que ha repercutido en el mundo entero (¡bien por la globalización!). Los señores muchimillonarios invertían en la compañía de Madoff para sacar una buena tajada: intereses por encima de los del mercado habitual. Billete que llama a billete y a calderilla, en resumen.

Y, ya destapado el pastel, quien ganaba de verdad era el señor Madoff, saltándose a la torera controles gubernamentales y acallando escrúpulos entre toneladas de billetes de todos los colores.

Pues al señor Madoff, un día o una noche, le robaron de una de sus bonitas mansiones una estatua de 10.000 dólares. Y la cuestión es que la escultura fue devuelta con un curioso mensaje: "Bernie el estafador, lección: devolver los bienes robados a sus legítimos propietarios. Firmado: Los educadores."

La acción, al margen de que sirviera para algo, tiene su aquél. Sin duda, os habréis acordado de aquella película alemana, "Los Edukadores", unos jóvenes que se metían en casa de los ricos a cambiarles las cosas de sitio, para hacerles ver que su riqueza es efímera y su seguridad ilusoria.

Los Edukadores

Si el señor Madoff hubiera visto la película hace unos años, tal vez hubiera tomado nota. (Ilusa que es una.)

Se me olvidaba, pongo la búsqueda de la noticia. Así cada uno la lee en el periódico que más le mole.

¡Qué lástima, lo que corrompe el dinero!



5 COMENTARIOS:

milady dijo...

yo no hubiera devuelto la estatua de 10.000 dólares y en su lugar le hubiera dejado un adorno hortera de los chinos, posiblemente un gato de la suerte, de los que le gustan tanto a Gattaca, por lo menos por unos días...

Gattaca dijo...

Señorita Milady, eso sí que es crueldad: un gato del perpetuo movimiento del brazo.
Brrrrrrr
Sólo de pensarlo, se me ponen los pelos de punta.

Heráclito dijo...

A mí me encantó la película de "Los Edukadores" y veo estrictamente legítima su actitud, tanto las de la realidad como las de los personajes.

Incluso iría más allá: el concepto de propiedad privada es algo q no está nada claro, filosóficamente hablando, pero si se abriera el debate, los que más propiedad privada tuvieran, tendrían "miedo" de perder lo q creen poseer; por eso, cuando todo se puede decir, la forma de censura es el consenso y nadie cuestionará la legitimidad de la propiedad privada.

En cualquier caso, hay q ser optimistas, pues sin moverme demasiado me están llegando informaciones de blogs y videos en los q se revelan grandes verdades y mentiras acerca del funcionamiento del mundo en cuanto a sus mecanismos como la injusta economía, paraísos fiscales o los mercados negros. Pronto veremos caer imperios q se sostenían en mentiras q siguen matando directa e indirectamente.

Por no hablar de la propiedad intelectual, q es casi más ridícula.

Al final ésto ha tomado tono serio, pero no era mi intención...

Anónimo dijo...

Quizás este sea un caso espectacular de estafa, pero no deja de ser un ejemplo exagerado del día a día en que nos toca vivir y en el que la mayoría de la gente calla y otorga, desde los redondeos de las compañías teléfonicas, teléfonos 800, mensajes engañabobos en todas las televisiones, forums filatélicos, ventas piramidales, las lecturas manipuladas de las compañías eléctricas, las comisiones de "mantenimiento" de los bancos, los precios e impuestos de los combustibles, presupuestos generales del estado... Es un error echarse las manos a la cabeza por laa estafa "Madoff" y encima pensar que al final lo han pillado cuando el robo y la estafa se han instalado en nuestras vidas ya sea en céntimillos o miles de euros. La gente poniendo alarmas en sus casas y negocios, exigiendo más policias en calles y polígonos, insultando a los "extrajeros que sólo vienen a robar" al final para abrirles sus casas y carteras a los ladronzuelos de corbata y facturas sin casi rechistar. Vivimos en el robo y la injusticia constante y todo lo que pueda pasar y afectarnos nos lo merecemos por nuestra desidia.

gatao dijo...

El caso me parece interesante porque tambien podria tratarse de un "AVISO" de alguno de esos otros muchimillonarios que se han sentido estafados ¿o a estos les bastaria con una amenazadora llamada telefonica? si es que el tal Madoff esta dispuesto a ponerse al telefono,claro...